Blogia
barad-dur

Ciencia ficción en Colombia

Ciencia ficción en Colombia

La màquina

El inventor Larco-z soldò el ùltimo circuito y aproximò su conducta a lo que podrìa ser un estado de intensa satisfacciòn. Despuès de dispendiosos experimentos habìa logrado el objetivo de sus preocupaciones vitales: una màquina cuyos efectos trascendìan las reacciones fìsicas del organismo y alcanzaba impactos en la menguada constituciòn espiritual de los habitantes del planeta.

Por medio de un complejo se transmitìan vibraciones sensoriales, produciendo disturbios anti.mecànicos semejantes a sueños, recuerso y anhelos; de tal manera que cualquier individuo de escasos o inexistentes sentimientos, podìa recuperar la facultad de relaciòn con la naturaleza y los fenomenos no tecnologicos de la epoca. Laico-Z (...) se dispuso a probar en su propia persona la gran paradoja: a partir de una màquina mermarìa los avances negativos de otras màquinas sobre la personalidad humana..

(...) Accionò botones, computò cifras y cuando estuvo preparado recibiò una intermitente sucesiòn de descargas luminosas.

Los auxiliares trataron de ayudarlo pero nada pudieron hacer. El alto voltaje de sensibilidad no pudo ser asimilado por el cientifico y sus principales registros se descompusieron. El cràneo se fundiò y el plàstico cabelludo dejò al descubierto un panorama de filamentos, èmbolos, bujìas y elctrodos chamuscados.

Juan Carlos Moyano Ortiz (Bogotà, 1959)

La pasiòn de las lunas.

Ediciones Puesto de combate, Bogotà, 1981.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres