Blogia
barad-dur

Estabilidad

No es extraño que aquellos pobres premodernos estuvieran locos y fueran desdichados y miserables. Su mundo no les permitía tomar las cosas con calma, no les permitía ser juiciosos, virtuosos, felices. Con madres y amantes, con prohibiciones para cuya obediencia no habían sido condicionados,con las tentaciones y los remordimientos solitarios,con todas las enfermedades y el dolor eternamente aislante, no es de extrañar que sintieran intensamente las cosas y sintiéndolas así (y,peor aún, en soledad, en un aislamiento individual sin esperanza), ¿cómo podían ser estables?

Aldous Huxley.

Un mundo feliz

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres