Blogia
barad-dur

Estabilidad

No es extraño que aquellos pobres premodernos estuvieran locos y fueran desdichados y miserables. Su mundo no les permitía tomar las cosas con calma, no les permitía ser juiciosos, virtuosos, felices. Con madres y amantes, con prohibiciones para cuya obediencia no habían sido condicionados,con las tentaciones y los remordimientos solitarios,con todas las enfermedades y el dolor eternamente aislante, no es de extrañar que sintieran intensamente las cosas y sintiéndolas así (y,peor aún, en soledad, en un aislamiento individual sin esperanza), ¿cómo podían ser estables?

Aldous Huxley.

Un mundo feliz

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres