Blogia
barad-dur

Felicidad

a felicidad real siempre aparece escuàlida por comparaciòn con las compensaciones que ofrece la desdicha. Y, naturalmente, la estabilidad no es, ni con mucho, tan espectacular como la inestabilidad. Y estar satisfecho de todo no posee el hechizo de una buena lucha contra la tentaciòn o contra una pasiòn fatal o una duda. La felicidad nunca tiene grandeza.

Aldous Huxley.

Un mundo feliz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres