Blogia
barad-dur

Vampirismo e individualidad

Trataba de comprender por qué el símbolo cristiano de la Cruz aterrorizaba a los vampiros... si es que era cierto que los aterrorizaba. (...) ¿Sentían todos los vampiros el mismo miedo?
(...) Los hechos indicaban que todos los vampiros eran similares, aunque dracula y algunas lamias, que probablemente no eran verdaderos vampiros, tenían extraordinarios poderes. Por lo demás eran tan parecidos como...
Como otro grupo de animales, como las ovejas y cualquier clase de ganado. No se distinguían individualmente entre ellos. Y los seres humanis debían de carecer de esa individualidad cuando comenzaron su evolución a aprtir del mono. Por lo tanto, tuvo que haber una época en que la individualidad - el rasgo que diferencia a la Humanidad incluso de los mamíferos más desarrollados- apareciese para iluminarlo todo. Su luz señaló el fin del dominio de los vampiros.
(...)
Aquél gran momento de la evolución, el despertar del espíritu individual, debía ser algo muy reciente.
(...)
Pero muchas religiones antiguas habían celebrado ceremonias que demostraban que los ho,bres de entonces no se comportaban ni se veían como individuos, sino como simples elementos de un  conjunto. Si era posible sacrificar carneros o esclavos para salvar un alma, si miles de cautivos servían para salvar miles de almas -como ocurría entre los aztecas- es o quería decir que todas las almas son iguales, intercambiables. La conciencia individual se abrió paso muy lentamente.
Hacia el siglo VI a. C. ya se dieron algunos sognos de aquel despertar, gracias a grandes hombres como Confucio; Buda y los filosófos griegos.
Las religiones a las que sustituyó el cristianismo adoraban objetos de madera, imágenes talladas sin ningún hálito vital. Aquellas imagenes que estaban en consonancia con los fuegos del sacrificio. La introspección solitaria de la oración era un idea novedosa. Nadie se aventuraba cuarenta días y cuarenta noches en el desierto para encontrar al  dios Baal.
Jesucristo encarnaba algo nuevo y revolucionario: el valor del individuo. La idea de la salvación individual estaba relacionada con el triunfo de la conciencia. Había cambiado el mundo, o la mayor parte al menos. La época era propicia para aquellos conceptos... ¿acaso no fue en ese mismo periodo en el que comenzaron a expandirse otras grandes religiones? ¿Y todas con el mismo fundamanto?
En un principio, los vampiros primitivos tenían como presas a criaturas sin conciencia individual. Eran su alimento natural. El peligro, para ellos, creció hasta límites insospechados cuando se vieron obligados a atacar individuos impredecibles...y la cruz simbolizaba aquel peligro y todo lo que ellos temían.
En Bodeland surgió la esperanza.

Brian Aldiss.


Drácula desencadenado. Celeste Ediciones S. A., Madrid, 2001.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres